Parte 3

El desafío humano

Si bien la restauración de la ensenada de La Paz implica en gran medida comprender y resolver aspectos técnicos, el factor humano constituye el principal motor y punto de arranque. Reunir a los pescadores del Manglito y a los miembros de NOS en torno a un objetivo en común no ha sido tarea fácil. De acuerdo con Liliana Gutiérrez, Directora ejecutiva de NOS, es necesario desarrollar un trabajo colectivo y constante para luchar contra la llamada “tragedia de los comunes”.

Este concepto, acuñado por el biólogo Garret Hardin en 1968, puede ser resumido de la siguiente manera: Cuando un grupo de personas tiene acceso a un recurso limitado, de manera natural surge entre ellas una competencia para hacer uso de dicho recurso. El bien común deja de ser visto como “propiedad de todos”, y es explotado como si fuera “propiedad de nadie”. Esta lógica conduce necesariamente, según Hardin, a la aceleración del agotamiento del recurso. Liliana observa que lo sucedido en la ensenada de La Paz podría ser explicado a partir de este fenómeno: Los pescadores, al ver la disminución de callos de hacha en la zona, aceleraron su ritmo de pesca.

Liliana Gutiérrez explica a continuación su interpretación del trabajo de Elinor Ostrom (Premio nobel de Economía) sobre la gestión de los bienes comunes. Aplicando este marco teórico al caso del Manglito, ella espera pasar de la “tragedia de los comunes” a un “triunfo de los comunes”.

 

De manera más concreta, estos testimonios muestran cómo se han aplicado los principios propuestos por Elinor Ostrom en el día a día de la restauración.

Hubert Méndez, pescador del Manglito y miembro fundador de OPRE

Guillermo Méndez, pescador del Manglito y miembro fundador de OPRE

Alejandra García, bióloga marina miembro de NOS

Martín Méndez, pescador del Manglito y presidente de OPRE

Alejandro Robles, Director general y fundador de NOS

Parte 3

El desafío humano

Si bien la restauración de la ensenada de La Paz implica en gran medida comprender y resolver aspectos técnicos, el factor humano constituye el principal motor y punto de arranque. Reunir a los pescadores del Manglito y a los miembros de NOS en torno a un objetivo en común no ha sido tarea fácil. De acuerdo con Liliana Gutiérrez, Directora ejecutiva de NOS, es necesario desarrollar un trabajo colectivo y constante para luchar contra la llamada “tragedia de los comunes”.

Este concepto, acuñado por el biólogo Garret Hardin en 1968, puede ser resumido de la siguiente manera: Cuando un grupo de personas tiene acceso a un recurso limitado, de manera natural surge entre ellas una competencia para hacer uso de dicho recurso. El bien común deja de ser visto como “propiedad de todos”, y es explotado como si fuera “propiedad de nadie”. Esta lógica conduce necesariamente, según Hardin, a la aceleración del agotamiento del recurso. Liliana observa que lo sucedido en la ensenada de La Paz podría ser explicado a partir de este fenómeno: Los pescadores, al ver la disminución de callos de hacha en la zona, aceleraron su ritmo de pesca.

Liliana Gutiérrez explica a continuación su interpretación del trabajo de Elinor Ostrom (Premio nobel de Economía) sobre la gestión de los bienes comunes. Aplicando este marco teórico al caso del Manglito, ella espera pasar de la “tragedia de los comunes” a un “triunfo de los comunes”.

De manera más concreta, estos testimonios muestran cómo se han aplicado los principios propuestos por Elinor Ostrom en el día a día de la restauración.

Hubert Méndez, pescador del Manglito y miembro fundador de OPRE

Guillermo Méndez, pescador del Manglito y miembro fundador de OPRE

Alejandra García, bióloga marina miembro de NOS

Martín Méndez, pescador del Manglito y presidente de OPRE

Alejandro Robles, Director general y fundador de NOS